Si ves una luz…

«Como dice la introducción a Espacio en Blanco, «Solo desde la más completa oscuridad puede volver la luz»; a veces, tenemos que bajar hasta el fondo para tomar impulso y salir con fuerza, bastará una pequeña luz que nos guíe y desear hacerlo…

La oscuridad no es mala «per se», pero permanecer mucho tiempo en ella si puede serlo, el ser humano no está hecho para la oscuridad, necesita la luz; cuántas veces decimos que nos hemos visto arrastrados a ella cuando, en realidad, nos hemos dejado caer…

Si ves que una luz atraviesa por delante de ti, síguela o, al menos, fíjate hacia donde se dirige, ya tomarás ese camino después…»

Es difícil…

«Es difícil saber si vamos o venimos, sobre todo si no conocemos el punto de salida o llegada, esa no curiosidad provoca que nuestro tránsito se vea reducido a que nos lleven y nos traigan, y nosotros felices dejando hacer…»