Puente de nostalgia

“Vuelve a llover, y con la lluvia vuelve la añoranza, el recuerdo de momentos lejanos pero también cercanos, eso parece no encajar, se requiere el paso de un cierto tiempo para poder sentir nostalgia; estaba repasando esos momentos recientes, trababa de descubrir en ellos qué me producía esa sensación nostálgica, y descubrí que me recordaban a días, ya hace mucho tiempo, en verano, en el campo, en realidad hacían de puente hacia aquellos días plenos de sentimiento y belleza, plenos de nosotros, plenos de tu y yo…vuelve a llover, y la lluvia me trae a ti…”

Lluvia

“Caminar bajo la lluvia, un antiguo placer, dejar de ver y solo oír el murmullo del agua, abstracción, los pensamientos llegan en tropel, meditación…

…el entorno se vuelve difuso, avanzamos tranquilamente en nuestro refugio particular, las personas se vuelven zapatos y botas, silentes acompañantes…

…la suave brisa nos humedece los ojos, nos acaricia el rostro, un pequeño escalofrío nos dice que ya es hora de terminar, retornamos a la vigilia, recogemos, guardamos…pronto volverá a llover…esperamos…”

Detalles

“Detalles de vida que fueron, detalles de agua que era lluvia, las pequeñas cosas que, aunque ignoradas, siguen siendo…”

“Remordimiento póstumo”

P1010309_1124

 

REMORDIMIENTO POSTUMO

Cuando tú duermas, mi bella tenebrosa,
En el fondo de un mausoleo construido en mármol negro, Y cuando no tengas por alcoba y morada
Más que una bóveda lluviosa y una fosa vacía;

Cuando la piedra, oprimiendo tu pecho miedosa
Y tus caderas que atemperaba un deleitoso abandono, Impida a tu corazón latir y querer,
Y a tus pies correr su carrera aventurera,

La tumba, confidente de mi ensueño infinito
(Porque la tumba siempre interpretará al poeta),
Durante esas interminables noches de las que el sueño está proscripto,

Te dirá: “¿De qué te sirve, cortesana imperfecta,
No haber conocido lo que lloran los muertos?”
—Y el gusano roerá tu piel como un remordimiento.

Las Flores del Mal

Charles Baudelaire