Interior

“La belleza interior es, a menudo, oscura, con zonas difuminadas, incómoda incluso; la belleza interior, ya de por sí, es esquiva, se oculta y se disfraza. Llegar a ella supone un gran esfuerzo y, en ese caso, tratar de sacarla al exterior se convierte en una prueba de resistencia, el fracaso abunda pero, algunas veces, se consigue, entonces lo oscuro se vuelve luz resplandeciente, una luz que toca el alma y nos eleva”.

Desde lo oscuro

“Es curioso como habiendo oscuridad y luz, día y noche, más o menos a partes iguales, dependemos tanto de una y tememos (o cuando menos, no nos gusta) la otra; el día es la vida, su luz es el motor que nos mueve…la noche nos da miedo, nuestros instintos de defensa se disparan, buscamos resguardo, nos acurrucamos, no vivimos…porqué no estamos hechos para desarrollarnos en ambos?

Incluso nuestros pensamientos son diferentes según el momento del día o la noche…en la oscuridad emerge desde nuestro interior ese otro yo, el que nos cuenta cosas que no queremos oír, cuyos susurros producen desasosiego, su directa mirada nos intimida, más cuando nos vemos ahí reflejados…pareciera, incluso, que la oscuridad libera los pensamientos que de otra forma, reprimidos o ignorados, no acuden de día…

Parecemos esa hoja que intenta escapar de lo oscuro buscando la poca luz que le sea suficiente, buscaremos la luz aunque ésta nos ciegue…”

Otro año nuevo

“Llega el año nuevo, otro año nuevo, querámoslo o no, es un punto y aparte en nuestra vida, cierto que las cosas siguen, más o menos igual, pero acabamos de meter en una caja que dice -2019- todo nuestro devenir por este mundo acaecido durante 365 días…cuánto dejamos un poco atrás, cuánto olvidaremos, cuánto recordaremos…tal vez, el propósito sea hacer un poco de limpieza en nuestro interior, hacer sitio…por otro lado, el efecto placebo de iniciar algo nos aporta energía, una energía inducida por ese -falso- inicio de calendario…vida, inicio, energía, renovación…esto ya suena un poco místico…es el tiempo de dejar esta reflexión y dejarse llevar hasta el año que viene…”

Del Vacío…

“Da un poco de miedo mirar alrededor y ver espacios vacíos, ver, también, gente vacía…el tiempo, que todo lo lleva, trae y abandona después, está lleno de qué?…de nada…también vacío…

…aún así, el peor vacío no es el que se experimenta mirando al abismo, sino el que tenemos dentro, de ahí que pocos se atrevan a mirar dentro de si, solo los que han llegado al final de su mente y no les ha bastado…

El vacío existe porque existe el espacio ocupado, son partes inseparables del todo, hasta que no lo entendamos así no perderemos el miedo, hasta entonces no podremos avanzar…”

Alienación

“Muchos dicen que es un mal de los tiempos modernos, la globalización impulsa cierto grado de alienación, pero no es cierto, existe desde siempre, desde que una voz se alza mas alta que otra y ésta se rinde a su sonoridad; resignación, cobardía,…son otras de sus acepciones, y como tales, son susceptibles de ser revisables, modificables, negables y desechables, desde nuestro interior; la alienación no es un mal de muchos, es un mal de cada uno.”

Ventanas

“Ventanas, que impunemente muestran el interior, exhibicionismo gratuito, facilitadoras de mórbidos deseos, reflejo de espectros silenciosos, de fantasmas que nos miran de frente, pasajes a oscuras cavernas, purgatorios vacíos…ventanas, dolientes olvidadas, de miserias contenidas…”

El Interior

“El Interior, ése que creemos tener, el bondadoso y empático, el único y más importante porque es el nuestro…ese interior, ése, no existe…claro que tenemos interior, y algo en él, pero si miramos bien veremos que él también nos mira…”

Deterioro

“El deterioro descubre lo elemental, la esencia de las cosas, llega al interior que arranca y expulsa hacia afuera, sin contemplación ni misericordia alguna,,,igual que con las personas…”

Oscura luz

Oscura luz que no termina de iluminar,

lámpara de luz limitada,

contraste visual,

interior que casi muestra.

Pentax K-5        1/30       Iso 100       50 mm       f 1,7