La maldición

De ojos ciega despertarás,
con las manos vueltas,
la cruz a cuestas
y los dientes rotos;
quemados ya los votos
desde dentro arderás,
y los nuevos salmos
clamarán los locos:

!Bendita tu eres, maldita serás¡
!Bendita tu eres, maldita serás¡

Purgatorio

“Cielos rotos, alrededores oscuros y espinosos, una mala invitación a pasar, una advertencia, un dantesco infierno suavizado, desesperanza, suave luz que no serena el ánimo, transformación del resto, pesadilla vívida, fe en que nuestras almas están lo suficientemente limpias, de lo contrario hemos llegado, ésta es la última etapa en la purificación de los elegidos.”

Si ves una luz…

«Como dice la introducción a Espacio en Blanco, «Solo desde la más completa oscuridad puede volver la luz»; a veces, tenemos que bajar hasta el fondo para tomar impulso y salir con fuerza, bastará una pequeña luz que nos guíe y desear hacerlo…

La oscuridad no es mala «per se», pero permanecer mucho tiempo en ella si puede serlo, el ser humano no está hecho para la oscuridad, necesita la luz; cuántas veces decimos que nos hemos visto arrastrados a ella cuando, en realidad, nos hemos dejado caer…

Si ves que una luz atraviesa por delante de ti, síguela o, al menos, fíjate hacia donde se dirige, ya tomarás ese camino después…»

Desde lo oscuro

«Es curioso como habiendo oscuridad y luz, día y noche, más o menos a partes iguales, dependemos tanto de una y tememos (o cuando menos, no nos gusta) la otra; el día es la vida, su luz es el motor que nos mueve…la noche nos da miedo, nuestros instintos de defensa se disparan, buscamos resguardo, nos acurrucamos, no vivimos…porqué no estamos hechos para desarrollarnos en ambos?

Incluso nuestros pensamientos son diferentes según el momento del día o la noche…en la oscuridad emerge desde nuestro interior ese otro yo, el que nos cuenta cosas que no queremos oír, cuyos susurros producen desasosiego, su directa mirada nos intimida, más cuando nos vemos ahí reflejados…pareciera, incluso, que la oscuridad libera los pensamientos que de otra forma, reprimidos o ignorados, no acuden de día…

Parecemos esa hoja que intenta escapar de lo oscuro buscando la poca luz que le sea suficiente, buscaremos la luz aunque ésta nos ciegue…»

Atardece

1010490

«Atardece, la falta de luz hace que los colores pierdan su característica, que los tonos se igualen, la vista ya no alcanza tan lejos, los espectros se preparan para su diario paseo, nuestros fantasmas van con ellos…»

 

Demonios

P1010364_1148

«Mas las almas desnudas y contritas,
cambiaron el color y rechinaban,
cuando escucharon las palabras crudas.

Blasfemaban de Dios y de sus padres,
del hombre, el sitio, el tiempo y la simiente
que los sembrara, y de su nacimiento.

Luego se recogieron todas juntas,
llorando fuerte en la orilla malvada
que aguarda a todos los que a Dios no temen.

Carón, demonio, con ojos de fuego,
llamándolos a todos recogía;
da con el remo si alguno se atrasa»

Divina Comedia

Dante Alighieri

La prisión

P1010115_0947

«La prisión acaba, la prisión de hierro, pero continúa la prisión del sueño, del sueño»

Silvio Rodríguez

«¿Acaso no es prisión una puerta que sólo pueda abrirse desde fuera?»

Dulce Chacón