La cita

“Estoy cansado, todos los días acudo a la cita, desde que el tiempo oscurece, le he pedido a mi dama, mi dulce dama, tantas citas que he perdido la cuenta, cuando se lo pido me mira de soslayo y me sonríe, pero no dice nada, yo no decaigo, lo intento y vuelvo a intentar, sé que mi destino está unido indefectiblemente a ella; aquí estoy como todos los días, se hace tarde, estoy cansado, hoy tampoco va a venir…tendré que volver mañana…”

Anuncios

Ventanas

“Ventanas, que impunemente muestran el interior, exhibicionismo gratuito, facilitadoras de mórbidos deseos, reflejo de espectros silenciosos, de fantasmas que nos miran de frente, pasajes a oscuras cavernas, purgatorios vacíos…ventanas, dolientes olvidadas, de miserias contenidas…”

El siguiente paso

“El siguiente paso, ese, el importante, el necesario, el que nos acojona porque no lo vemos claro…sabemos que hemos de darlo aunque lo retrasemos tanto como queramos…y bien, quién suelta la mano y lo da?”

Senderos

“Caminar, pasos, posibilidades a fin de cuentas, donde la luz hace que todo se desvanezca, donde la oscuridad anula nuestro entorno; recorrer senderos inciertos, donde se dispersa la mente, donde corremos el riesgo de perdernos, de vagar para siempre en el gris…”

De luces y sombras

“De luces y sombras está el mundo hecho, tanto unas como otras se reparten nuestras vidas, pero seguimos dejándonos llevar por lo que vemos, lo que la luz ilumina, parece que solo existe lo que la luz muestra; así solo tenemos la mitad de la información, muchas veces menos. Se dice, falsamente, “lo que las sombras esconden”, cobardes, miedosos, falsos,…nos dejamos la mitad de la vida en la sombra, en lo oscuro; por dentro somos oscuridad, la poca luz que tenemos la producen las cínicas farolas, la poca luz que nos llega no es nuestra…”

Flores

“Unas pocas flores que resisten a la oscuridad, así hay momentos en que todo a nuestro alrededor es oscuro, pesado, que no se puede ver nuestra mano, imposible moverse, imposible reaccionar…es el momento de cerrar los ojos y avanzar…”

Aquellos días…

“Aquellos días en la pérgola…encuentros a medias, encuentros que empezaban tarde y terminaban pronto, demasiado…momentos que las ramas de los árboles intentan cubrir, como pensamientos que ya no pasan el filtro de la débil memoria…”

Instante

“Nuestra mente trabaja a toda velocidad, los pensamientos aparecen y se van, se cruzan y mezclan de forma incontrolable, pero hay un instante en que lo vemos todo claro, en que todo tiene sentido; si estamos preparados podremos atraparlo, aunque no sucede muy a menudo…”

Tiempos…

“Tiempos de ayeres que no se olvidan, poco a poco pierden matices, pero la esencia, la sensación, se mantiene…ahí están, en nuestra caja de metal, la que no tiene llave…”

Es difícil…

“Es difícil saber si vamos o venimos, sobre todo si no conocemos el punto de salida o llegada, esa no curiosidad provoca que nuestro tránsito se vea reducido a que nos lleven y nos traigan, y nosotros felices dejando hacer…”