Silencio

“6 de la mañana, salgo de casa a pasear con mi perro, aún está oscuro, ni siquiera se vislumbra el amanecer, camino como un autómata por una senda prefijada, no veo a nadie pero mi cerebro pone en mis ojos una película de seres caminando en todas direcciones, me siento acompañado…

…en unos momentos, mi cuerpo empezará, como ha hecho estos días anteriores, a recoger información a través de mis sentidos, mi corazón acelerará sus latidos, empezaré a oír sonidos que no existen, de una sensación de desasosiego pasaré a otra de nerviosismo, un estado que solo desaparecerá cuando vuelva a casa…al principio me costaba asimilar y entender qué me pasaba, ahora ya lo sé, ya sé lo que me sucede, lo que ocurre o, mejor dicho, lo que no ocurre…es el silencio…”

Matrix

“Cuando hablan de la Matrix, de si existe o no, de si no somos conscientes de estar en ella, me la imagino como algo parecido a la fotografía, ver la realidad y darse cuenta de que no es exactamente así, todo está en su sitio pero con una ligera diferencia y, joder, que hay mañanas que, no es que lo veas, es que casi pasas al otro lado, ves como el pie que echas hacia adelante al andar se desdibuja, entonces aceleras el paso, corres….”

Resolviendo el verano

“Está claro que el otoño se ha cómodamente instalado entre nosotros, los signos son evidentes, aumentan las hojas secas, la brisa es viento, la gente vespertina menudea…este otoño que existe gracias al verano, asimismo el invierno existirá gracias a que existe el otoño….no, no corráis tanto, la primavera no existe gracias al invierno, la primavera es el inicio de todo, de la luz, de la vida, del abrir los ojos…en la foto muestro el otoño seco, rancio, malhumorado, de mirada torva, de palabras cortantes, que nos hace llorar a veces, que nos deprime un poco y nos hace recordar otros momentos…ah, me retiro cortésmente, parece que llega doña melancolía…”

Contraste

“Un símbolo del movimiento, pocas imágenes lo evocan con más acierto que la de una rueda, en total parada, ausencia de movimiento que se ve incrementada por ser varias las ruedas, casi que estamos deseando que alguien tome una bicicleta y se ponga a pedalear para darle sentido; las ruedas se repiten, el movimiento (hasta cierto punto también se puede repetir) pero, y lo estático del asunto, también?”

Es difícil…

“Es difícil saber si vamos o venimos, sobre todo si no conocemos el punto de salida o llegada, esa no curiosidad provoca que nuestro tránsito se vea reducido a que nos lleven y nos traigan, y nosotros felices dejando hacer…”

Iteraciones

“A veces no prestamos atención a lo que se repite, si miramos con interés, el detalle, veremos que existen diferencias, nuestro cerebro las ha visto, no le pongamos orejeras como a las mulas…”