Paradoxa ad tempus

“Paradójicamente, el tiempo, en contra de su aparente dinamismo, es una sucesión de instantes fijos, pero por otro lado, cómo sabemos que el tiempo transcurre?…la única certeza, sin entrar en minucias cuánticas, es observando si se han producido cambios, por ejemplo, miramos el reloj y vemos que las agujas se han movido, no es que el reloj mida el tiempo, sino que cambia, se ha movido, según transcurre éste, salvo que el reloj esté estropeado, pero incluso así se las arregla para marcar la hora exacta dos veces al día, o no?”.

Praesentia

Presencia:

  1. f. Asistencia personal, o estado de la persona que se halla delante de otra u otras o en el mismo sitio que ellas.
  2. f. Asistencia o estado de una cosa que se halla delante de otra u otras o en el mismo sitio que ellas.

“Es curioso que en ambas definiciones no aparezca la palabra físico

Tendemos a calificar la presencia como un estado físico, tangible, incluso hay quienes lo acotan a las personas; por supuesto que presencia como concepto trasciende el estado físico, abarcando incluso lo intangible.

Cuál de las presencias que aparecen el la fotografía es más notable?, cuál es más notoria, cuál está más presente?”

Nacer de la noche

Nacer de la noche, morir durante el día, largo y lento devenir, vivir el inmensurable espacio entre la oscuridad y la luz, extremos del mismo estadio que se fusionan el uno en el otro, sin diferencias, tan solo sutiles cambios de estado, tan sutiles como el momento en que pasamos de la vigilia al sueño, pareciera que esos momentos, esos puntos, sucedieran fuera del espacio y del tiempo, donde ni Cronos ni Eón gobiernan, donde todo es relativamente aceptable, donde se es y no se es a la vez.”

Jonsu

“Todos tenemos que cruzar la puerta tarde o temprano, encorvados por la carga que llevaremos en los hombros, con los pies llenos de barro, con el rostro vuelto hacia el interior, desnudos por fuera…y por dentro, la inmutable ley ya está firmada y publicada en el Diario de Jonsu…todos debemos someternos a su terapia sanadora y a la inevitable inaplicabilidad del tiempo, una vez traspasado el umbral comienza el tránsito, a veces en soledad, otras en compañía de rezagados revenants, un mundo nuevo, que no una vida, un viaje iniciático sin fin…”

Alma

«Parece…no, estoy seguro…mi alma se oscurece…hace tiempo que lo siento, creo que se acrecienta con el paso del tiempo, es una sensación como de frío que solo dura un instante, y a la que te acostumbras enseguida…eso es lo que más miedo me da…antes era una intuición, una sensación vaga, sugestión…pensaba…esta mañana, al levantarme, sentí su peso…así es, cada vez pesa más, cada vez es más difícil de llevar…lo curioso es que cada vez se hace más pequeña, como un pequeño agujero negro con su particular horizonte de sucesos, su punto de no retorno, a partir del cual no hay salvación posible…mi alma se oscurece, ya la siento más…y la noto menos…»

Del Vacío…

«Da un poco de miedo mirar alrededor y ver espacios vacíos, ver, también, gente vacía…el tiempo, que todo lo lleva, trae y abandona después, está lleno de qué?…de nada…también vacío…

…aún así, el peor vacío no es el que se experimenta mirando al abismo, sino el que tenemos dentro, de ahí que pocos se atrevan a mirar dentro de si, solo los que han llegado al final de su mente y no les ha bastado…

El vacío existe porque existe el espacio ocupado, son partes inseparables del todo, hasta que no lo entendamos así no perderemos el miedo, hasta entonces no podremos avanzar…»

Ensoñación compleja

«Cuando identificamos lo que vemos pero no estamos seguros de ello, cuando dudamos de nuestra vista y de nosotros mismos; a estas alturas de la vida, incluso hablando en términos cuánticos, podemos decir sin temor a equivocarnos, que las cosas no son lo que parecen…es más, no son lo que eran antes de mirar, como nosotros no somos los mismos después…»

Dejavú

«Cuando en lugar de preguntar dónde estamos, hay que preguntar cuándo estamos; en cuál de los mundos posibles vivimos, realidad son todas. Los mundos, sean paralelos o no, se tocan en ciertos puntos que vislumbramos de reojo, nos paramos en medio de la calle pensando -no, no es posible- y seguimos caminando…ese momento que llamamos dejavú…»

Sinuoso descanso

«Sinuoso descanso que deslizándose se acerca, silencioso, que como una curvatura del tiempo nos atrapa devolviéndonos a un momento anterior y cercano, a un momento más llevadero…»