Recuerdo…

“Recuerdo aquella conversación, lo que se dijo…ha pasado tiempo, y en mi cabeza solo resuena lo que no se llegó a decir…entre medias hay un espacio gris, liso, uniforme, un espacio casi vacío de no ser por ese ruido…en un instante el suelo pasó a ser un plano inclinado y resbalé de manera irremisible…recuerdo que aparté algunas verdades para poder seguir adelante…a veces, solo las mentiras tienen asidero…tanto la luz como la oscuridad me cegaban, aunque no quería mirar abría los ojos, no sé qué intentaba ver…hice lo que pude para no entrar en el laberinto, y así no tener que salir de él…en cuando noté la primera brisa de aire me dejé llevar, me daba igual si el viento soplaba del mar a tierra, o de tierra a mar…la cuestión era que en mi mano llevaba el mapa del mundo…podía ir a donde quisiera…”

Oscuros días

“Oscuros días de agachar la cabeza, oscuros días de caminar pisando grava, oscuros para ver con certeza, oscuros para no querer mirar…pasos acompasados, lentos, aunque en nuestro pensamiento nuestros pies corran como nunca…oscuros días para no volver, para que no vuelvan, para no recordar…oscuros días de flores marchitas, oscuros días de manos entrelazadas que se separan a la menor ocasión…oscuros días de tumbas abiertas…..oscuros días de cementerio…”

Si las paredes hablaran…

“Se dice -si las paredes hablaran…-, si hablaran de lo que de puertas adentro somos, testigos de nuestros “otros actos”, de nuestro comportamiento verdadero, testigos de nuestras miserias, si hablaran de esas otras personas que somos, de nosotros verdaderos…si las paredes hablaran que contarían? dirían la verdad?, hasta ese punto osarían?…quién les creería?”

Alienación

“Muchos dicen que es un mal de los tiempos modernos, la globalización impulsa cierto grado de alienación, pero no es cierto, existe desde siempre, desde que una voz se alza mas alta que otra y ésta se rinde a su sonoridad; resignación, cobardía,…son otras de sus acepciones, y como tales, son susceptibles de ser revisables, modificables, negables y desechables, desde nuestro interior; la alienación no es un mal de muchos, es un mal de cada uno.”

Qué dirás esta noche…

¿Qué dirás esta noche, pobre alma solitaria,
Qué dirás, corazón mío, corazón otrora marchito, A la hermosísima, a la buenísima, a la carísima, Cuya divina mirada de pronto te ha reflorecido?

—Emplearemos nuestro orgullo entonando sus loas, Nada vale la dulzura de su autoridad;
Su carne espiritual tiene el perfume de los Ángeles, Y su mirada nos reviste con un manto de claridad.

Que así sea la noche y en la soledad,
Que así sea en la calle y entre la multitud,
Su fantasma en el aire danza como una antorcha.

A veces él habla y dice: “Soy bella y ordeno
Que por el amor mío no améis más que lo Bello; Yo soy el Ángel guardián, la Musa y la Madona”.

Las Flores del Mal

-Baudelaire-

Diez minutos

“Érase una vez un reloj y un cuco…un cuco cansado del tiempo, de su inexorable paso demoliéndolo todo que, armándose de coraje y osadía, decidió anunciar la hora por su cuenta aprovechando que el tiempo miraba hacia otro lado, levantando su pico al sol recitó todas las horas que le vinieron a la cabeza, incluso repitió varias hasta que, cansado y satisfecho, tomó el programa y se dispuso a anunciar las oficiales 3 de la tarde; todo ello duró unos diez minutos, diez minutos de sueños, diez minutos de libertad, de ser uno mismo…diez minutos más valiosos que todas las horas de todos los demás días…”

Escena

“Escena de otro tiempo, escena de un momento anterior, de cuando la vida caminaba en lugar de correr, de plácido transcurrir mirada al frente, de inercias moldeables todavía, escena de final irrepetible, escena con fundido a negro…”

Encerrados

“Abrimos los ojos (cuando el cerebro dice que debemos abrirlos, si, pero bueno, supongamos que somos nosotros los que decidimos) y tratamos de enfocar la mirada, vemos la perenne e impasible reja, barrotes fuertes, nos sentimos encerrados…decidimos que es así. El primer paso para ser libres es mirar alrededor y elegir camino.”

Enfoque

“Cuando solo prestamos atención al frente y perdemos de observar lo que sucede alrededor, cuando creemos que el mundo se circunscribe a una pequeña parte…si, al menos, intentáramos girar la vista…”

Deterioro

“El deterioro descubre lo elemental, la esencia de las cosas, llega al interior que arranca y expulsa hacia afuera, sin contemplación ni misericordia alguna,,,igual que con las personas…”