Somos

“Ayer éramos cuando cruzamos el puente e iniciamos el camino, hoy ya somos y seguimos caminando, somos el camino y la vida a la vez, somos el corazón y el alma, somos la pendiente y el precipicio, somos el principio y el final, pero nunca podremos ser más porque ya lo somos todo”.

Paradoxa ad tempus

“Paradójicamente, el tiempo, en contra de su aparente dinamismo, es una sucesión de instantes fijos, pero por otro lado, cómo sabemos que el tiempo transcurre?…la única certeza, sin entrar en minucias cuánticas, es observando si se han producido cambios, por ejemplo, miramos el reloj y vemos que las agujas se han movido, no es que el reloj mida el tiempo, sino que cambia, se ha movido, según transcurre éste, salvo que el reloj esté estropeado, pero incluso así se las arregla para marcar la hora exacta dos veces al día, o no?”.

Tardes con vistas

«Tardes con vistas, de encuentros acostumbrados, de momentos infinitos; tardes con vistas al mundo de ayer, de recuerdos compartidos, de recuerdos solitarios también; tardes de sentarse y hablar, dejando que el sol caliente el rostro y el alma; de conversaciones sin interés, confesionarios de últimas voluntades, de asentimientos y negaciones, de susurros y miradas de soslayo; tardes contemplando el calendario que sabemos no se cumplirá, del que arrancamos las hojas con una sonrisa»

Remordimiento póstumo

“Cuando tú duermas, mi bella tenebrosa,

En el fondo de un mausoleo construido en mármol negro, Y cuando no tengas por alcoba y morada

Más que una bóveda lluviosa y una fosa vacía;

Cuando la piedra, oprimiendo tu pecho miedosa

Y tus caderas que atemperaba un deleitoso abandono, Impida a tu corazón latir y querer,

Y a tus pies correr su carrera aventurera,

La tumba, confidente de mi ensueño infinito

(Porque la tumba siempre interpretará al poeta),

Durante esas interminables noches de las que el sueño está proscripto,

Te dirá: «¿De qué te sirve, cortesana imperfecta,

No haber conocido lo que lloran los muertos?»

—Y el gusano roerá tu piel como un remordimiento.”

Las Flores del Mal

Charles Baudelaire

Praesentia

Presencia:

  1. f. Asistencia personal, o estado de la persona que se halla delante de otra u otras o en el mismo sitio que ellas.
  2. f. Asistencia o estado de una cosa que se halla delante de otra u otras o en el mismo sitio que ellas.

“Es curioso que en ambas definiciones no aparezca la palabra físico

Tendemos a calificar la presencia como un estado físico, tangible, incluso hay quienes lo acotan a las personas; por supuesto que presencia como concepto trasciende el estado físico, abarcando incluso lo intangible.

Cuál de las presencias que aparecen el la fotografía es más notable?, cuál es más notoria, cuál está más presente?”

Enredados

“Las cosas se complican sin remedio, está todo tan enredado que es imposible saber de qué hilo hay que tirar para desenredar la madeja, no basta con dos manos para apartar lo que sobra , ni siquiera dios puede dar claridad a esta maraña de pensamientos y sensaciones, tal vez, la solución, sea darle sentido, aunque no sea de nuestro gusto, en lugar de intentar atravesar la coraza para ver el interior, la asunción suele ser -tal vez deba ser-el primer paso para poder caminar después, las circunstancias son, no eligen cómo ser, tomemos distancia y observemos, apartemos un momento el yo subjetivo, la perspectiva señalará el camino.”

Cielos grises

“Cielos grises, visitas a la cruz, conversaciones con el gran ojo, conversaciones de conversos, ofrecimientos y promesas imposibles de cumplir, que no queremos cumplir, y con el rito cumplido nos quitamos la máscara, hemos descargado la culpa, la culpa la lleva otro, dormidos quedamos mientras esperamos que se abra el cielo prometido y se ilumine para nosotros…”

Nacer de la noche

Nacer de la noche, morir durante el día, largo y lento devenir, vivir el inmensurable espacio entre la oscuridad y la luz, extremos del mismo estadio que se fusionan el uno en el otro, sin diferencias, tan solo sutiles cambios de estado, tan sutiles como el momento en que pasamos de la vigilia al sueño, pareciera que esos momentos, esos puntos, sucedieran fuera del espacio y del tiempo, donde ni Cronos ni Eón gobiernan, donde todo es relativamente aceptable, donde se es y no se es a la vez.”