Ayer estuve aquí…

“Ayer estuve aquí descansando, con mi alma derrotada, suspirando, inhalando, recogiendo mis enseres, guardando los recuerdos, echando…la cancela,

ayer estuve aquí esperando, con mis manos llorosas, con mis ojos clamando,

ayer estuve aquí sentado demasiado tiempo… Dios!

¡qué larga se me hizo…la espera…!”