Ver más allá…

«Ver más allá, abrir nuestro campo de visión, ese campo acotado ahora mismo, tan cerrado y encajonado por las circunstancias que nos acogota y sume en una desesperante existencia, la incertidumbre y el miedo se acrecienta por lo que vemos a nuestro alrededor…de eso se trata, de expandir el «alrededor», de expandir y observar, darnos un momento, un respiro…como en la fotografía, suciedad, trastos en anárquica sucesión, una viñeta que no permite ver los bordes con claridad, lo aparentemente indeseable y caótico también, en otros momentos, es capaz de producir belleza y placer, el agua que brota de esas bocas se mueve al compas de mágicas notas musicales, crea bailes y ritmos que, acompañados de un arcoíris de colores brillantes, absorben y maravillan nuestros sentidos…no dejemos…mejor dicho, no permitamos que nos pongan orejeras, no permitamos que nos cubran la vista con velos, abramos el encuadre y disfrutemos de la belleza y la esperanza que siguen ahí, esperando ser (re)descubiertas…»