“Él, alto, delgado, enjuto, la piel se le marca en los huesos de la cara; ella, más baja, le gusta que él le pase el brazo por el hombro, un poco rechoncha, el tiempo no perdona a ninguno…cumpliendo su vespertino ritual, caminan juntos por el parque, ya no se dan la mano como antes, pero sus pensamientos están más unidos que nunca…no dejan un día en venir, ni uno solo, porque temen el día en que solo venga uno…”

5 comentarios en “Parejas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s